martes, 7 de noviembre de 2017

GUISO DE PATATAS Y COSTILLA

Bueno, pues parece que llega el frío, ahora ya si... Hoy precisamente rasca que da gusto. Y que mejor que un plato caliente y rico. Pues os vengo a traer este guiso maravilloso de patatas con costilla, que es para echarse a llorar directamente ¡Rico, no, lo siguiente! Y es que a mi me encanta este caldito espeso que dejan las patatas al escacharlas y que así suelten toda la fécula en el y nos quede trabadito como decimos en casa.


Este plato lo aprendí de mi madre y mi abuela que eran unas excelentes cocineras, mi abuela trabajaba en la cocina de una de las casonas señoriales de su pueblo, y tenía que dar de comer a más de cien personas cada día, así que podéis imaginar como cocinaba. ¡Como los ángeles! Y mi querida madre, no le iba a la zaga. Yo creo que he heredado algo de su sazón y buen hacer, aunque ni mucho menos la mano que tenían ellas. Pero bueno, yo os dejo aquí este guiso y si lo probáis me decís que tal.







INGREDIENTES:

-6 patatas grandes (para cuatro personas)
-1/2 kg de costillas de cerdo
-1 tomate maduro
-1 pimiento verde
-1 cebolleta
-1 hoja de laurel
-Sal y  pimienta
-Aceite de oliva virgen
-Pimentón dulce
-Azafrán o colorante alimentario
-Agua
-1 pastilla de concentrado de carne (Opcional)




ELABORACION:

En una cazuela honda colocaremos unas cucharadas de aceite de oliva virgen y lo calentaremos.
Las costillas las tendremos ya preparadas y cortadas en trozos, las añadimos al aceite y las salpimentamos, dejamos dorar un poco.
Cortamos la cebolla y el pimiento en trozos pequeños, (Brunoisse) y se los añadimos a la carne cuando haya tomado esta un poco de color.
Lo sofreímos todo, y cuando lo tengamos listo, añadimos el tomate partido en cuartos, lo dejamos hacer un par de minutos.
A continuación ponemos una cucharada de pimentón y damos vueltas rápidamente, ya sabéis que se quema fácilmente.
Añadimos agua a la cazuela y si has optado por la pastilla de caldo, es el momento de añadirla, desmenuzada.
Dejamos cocer hasta que las costillas estén tiernas, una media hora, yo suelo hacerlo en la olla rápida y lo pongo diez minutos a cocer.
Mientras vamos a ir pelando y cortando las patatas. Las vamos a escachar, esto significa que las cortaremos sin llegar al final, y en ese momento tiraremos de ellas, para rasgarlas, así dejarán toda la fécula y el almidón en el caldo.
Una vez pasado el tiempo de cocción de las costillas añadimos las patatas, probamos de sal y añadimos un poco de azafrán o colorante alimentario.
Y ahora ya es cuestión de dejarlo cocer hasta que las patatas estén cocidas, más o menos de 20 a 25 minutos, aproximadamente, dependiendo del tamaño en que hayamos cortado las patatas.
Si se os ha quedado poco caldo mientras se cocían las costillas, podéis añadir más al poner las patatas, han de quedar cubiertas por el líquido pero sin pasarnos, para que no nos quede un caldo muy líquido.
Y ya solo nos quedará dejar que reposen un buen ratito y que se enfríen un poco ya que las patatas es un alimento que guarda mucho el calor.
Espero que si lo probáis os guste tanto como a mi.




Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas









No hay comentarios:

Publicar un comentario