sábado, 28 de octubre de 2017

PANELLETS

Uno de los dulces tradicionales por excelencia de la gastronomía catalana. Es lo más típico que podéis encontrar en la festividad de todos los Santos. Los más solicitados son los de piñones, aunque la variedad que hay de sabores, formas y colores, los hacen muy pintorescos, muy vistosos, pero lo más importante es que son una delicia. Están elaborados con un mazapán, al cual le damos sabor y color con otros muchos ingredientes, y aquí ya la imaginación al poder.


Se suelen preparar incluyendo en la masa patata cocida o boniato, pero yo en casa los suelo hacer como en las pastelerías, y esto es con mazapán solo sin añadir nada más, es muy fácil y es una maravilla al paladar, yo los suelo preparar un mes antes casi, porque ya me los piden en casa, pero desde luego nunca faltan la noche de la castañada ni el día de todos los Santos.








Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:

Instagram

INGREDIENTES:
Para el mazapán:

-250 gr de harina de almendra
-250 gr de azúcar
-1 huevo

Para los distintos sabores:

-20 gr de cacao en polvo, tipo neskuik, cola cao o cacao en polvo puro
-20 gr de coco deshidratado
-Huevo batido
-Sirope de fresa
-Almendra en granillo
-Piñones
-Agua
-Colorante en gel rojo




ELABORACION:

En primer lugar vamos a preparar el mazapán, ya que lo debemos dejar reposar en nevera como mínimo 12 horas, aunque yo lo preparo el día anterior.
Para ello mezclamos en un bol la azúcar, la harina de almendra y el huevo, y con las manos bien limpias mezclamos presionando la masa para que la almendra suelte el aceite y se nos compacte en una masa suave y flexible, como si se tratara de una pastelina.
Cortamos en porciones, la cantidad de sabores que vayamos a preparar serán las porciones que haremos.
Las hacemos una especie de rollo o churro y las envolvemos en papel film. Llevamos a la nevera para que repose.
Bueno, ya han pasado las horas de rigor, en mi caso un día entero, y sacamos de la nevera, comenzaremos por los de almendra.
Almendra:
Cortamos la masa en porciones y la  moldeamos en forma de herradura o de letra u.
Pasamos por huevo batido y rebozamos en la almendra en granillo, procurando que nos queden bien cubiertas. Las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta de papel de hornear.
Piñones:
Redondeamos las porciones haciendo una bola.
Pasamos por huevo batido y a continuación por piñones, apretaremos estos contra el mazapán para que se nos peguen bien, procurando que la bola quede cubierta de estos. Colocamos en la bandeja de horno.
Coco:
En un bol pondremos el coco y la porción de mazapán destinada a este sabor y lo vamos a mezclar para incorporar el coco a la masa. Os puede ocurrir que esta se quede muy reseca, pero lo arreglamos añadiendo unas gotas de agua a la masa y volviendo a amasar. Pero pensad que solo son unas gotas, no vayamos a aguar la masa y de paso ¡la fiesta!.
Una vez en el punto, cortaremos porciones y ayudándonos de las manos vamos a darle forma de bolet, seta o sombrero de bruja, dejando la base plana y subiendo hacia arriba un pequeño montículo.
Fijaos en la forma de la foto.



Chocolate:
Al igual que con los de coco, pondremos la masa y el cacao en un bol y procedemos igual, si nos queda muy seca la masa, ya sabéis, unas gotas de agua.
Cortamos las porciones y hacemos unas bolas.
A la bandeja.
Fresa:
Cogeremos la porción de masa destinada a este sabor y le añadimos en un bol una cantidad de sirope de fresa, lo dejo a vuestro gusto. Lo mezclamos todo, por el contrario que con las anteriores, esta quedará más húmeda, si viéramos que nos queda muy liquida la podemos arreglar añadiendo harina de almendras poco a poco hasta conseguir el punto idóneo de la masa. Aunque no suele ocurrir yo os aviso por si acaso.
Para darle el color rosa le añadimos una gota de colorante en gel, nunca liquido, rojo y mezclamos hasta obtener el color deseado,
Los dejamos con forma como de croqueta. Y a la bandeja.




Ya que los tenemos todos en la bandeja los pintaremos con huevo, pero solo los de almendra, piñones y los de coco solo la parte superior del panellet.
Los de chocolate y fresa los espolvoreamos con azúcar glas.
El horno lo tendremos precalentado a 210º función ventilador. Si no disponemos de esta función  ponéis solo la parte de arriba, a la misma temperatura, por abajo yo no recomiendo ponerlo ya que estos tienden a quemarse muy pronto por debajo.
El tiempo de horneado como siempre depende de vuestro horno. En el mío va de 5 a 6 minutos. Debéis estar muy pendientes y cuando veáis que se doran ya los podéis sacar, no os durmáis en los laureles porque como se os pasen de cocción se convierten en balínes de escopeta.... ¡Os aviso!
Y ya los tendremos, ya podremos disfrutar de este rico postre, si los habéis probado ya sabéis a lo que me refiero, y los que no... ¡Ya estáis tardando! ¡No sabéis lo que os habéis perdido!



Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas








No hay comentarios:

Publicar un comentario