miércoles, 6 de septiembre de 2017

MINI ROSCONES DE HOJALDRE Y MERENGUE ITALIANO


Bueno, bueno lo que os traigo hoy... Una delicia de miniroscos de hojaldre con merengue italiano, que están para quitar el sentido. En mi casa es que son fans absolutos del merengue y si es italiano más... ¡No se porque no habrá uno español! Pero vamos que sea de donde sea, se llame como se llame, es una visión preciosa y un deleite para el paladar.


Además lo bueno de esta receta es que si tienes el merengue preparado de antemano, pues es super rápida de hacer. os voy a dejar la receta del merengue aquí para que podáis ver como se preparara:
Merengue italiano . Vamos al lío que estoy deseando meterle mano.






Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:

Instagram

INGREDIENTES:

-1 lámina de hojaldre
-Almendra en granillo
-Huevo batido
-Azúcar glas



ELABORACION.

Tan simple y sencillo como coger la lámina de hojaldre y con la ayuda de un cortapastas, de un aro de emplatar, de un vaso... con lo que tengáis a mano, haremos las circunferencias de hojaldre, haremos dos por rosco.
Con un utensilio más pequeño haremos el orificio central y colocaremos un circulo sobre otro, pegándolo con huevo batido, para que queden bien unidos.
Los colocaremos sobre una placa de horno donde tendremos un papel de hornear, y los pintaremos con huevo batido nuevamente.
El horno, ya sabéis, cuidadito con el, lo tendremos precalentado a 200º e introduciremos nuestra bandeja con los roscos en el, y lo hornearemos por espacio de 15/18 minutos.
Sacaremos del horno y los dejaremos enfriar. Una vez estén fríos los cortaremos por la mitad con  ayuda de un cuchillo de sierra, ya que es lo apropiado para cortar el hojaldre y no destrozarlo.
Una vez cortados tendremos dos círculos igual que al principio, aquí es donde vamos a poner nuestro merengue italiano, ayudados de una maga pastelera y una boquilla rizada.
Pero que no cunda el pánico, si no tenéis no hay problema, con una bolsa de plástico podemos apañarnos, hacemos un corte en una de las esquinas y listo. Y si no con una cuchara... No nos vamos amilanar por esto, ¿verdad?.
Pues ya casi lo tenemos. Solo estará a falta de ponerle la tapa, que es la otra mitad el rosco y espolvoreamos azúcar glas sobre ellos y colocamos unos granos de almendra por encima, para tener un toque de crujiente que nos acabará de rematar el postre. 
También podemos utilizar avellanas, cacahuetes, pistachos... Eso a vuestro gusto.
A mi me gusta con lo que le ponga, no le hago ascos para nada. pero cada cual es libre de poner lo que más le apetezca, le guste o tenga en ese momento. 
Y ya está listo para llevar a la nevera hasta la hora de servirlo.
Veréis que cosa más rica, deliciosa y fácil de preparar.
¡Ale, ya me lo diréis!




Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas




No hay comentarios:

Publicar un comentario