miércoles, 13 de septiembre de 2017

CHAMPIÑONES GUISADOS CON CALAMAR Y JAMON


Que ricos y versátiles son los champiñones ¿verdad? Nos pueden arreglar la guarnición de un plato, o ser un plato por ellos mismos, eso dependerá de como los preparemos. Este en concreto es un magnifico primero ya que al llevar jamón lo completamos bastante.




Por cierto, ya sabéis de mi gusto por mojar las salsas... Bueno, pues aquí lo podemos hacer, ya que deja una estupenda para estos menesteres. Así que como siempre yo vengo armada con mi barra de pan... ¡Y voy a disfrutar como nadie! ¿os apuntáis?








INGREDIENTES:

-1 bandeja de champiñones
-200 gr de jamón en tacos
-1 calamar limpio
-1/2 cebolleta
-Aceite de ajo y perejil os dejo el enlace aquí:Aceite de ajo y perejil
-1/2 vaso de vino blanco
-1/2 pastilla de caldo concentrado (opcional)
-Agua
-Sal




ELABORACION:

En primer lugar vamos a limpiar los champiñones, para ello con una puntilla quitaremos la piel de estos, es muy fácil, solo hemos de tirar de ella desde la parte de abajo del champiñón y saldrá fácilmente.
Los limpiaremos con un trapo o servilleta de papel y  los trocearemos en trozos que  no sean muy grandes.
El calamar lo cortaremos en trocitos pequeños, cuadraditos.
En una sartén pondremos un par de cucharadas del aceite de ajo y perejil y pondremos a pochar la cebolla que habremos cortado previamente muy finamente.
La dejamos pochar añadiéndole una pizca de sal, cuando empiece a transparentar, subimos el fuego y añadimos los champiñones, los rehogamos bien. Añadimos sal.
Una vez han perdido parte del agua, añadiremos el calamar y contiuarémos rehogando hasta que haya cogido un poco de color.
En este momento podremos incorporar el jamón a la sartén y continuaremos rehogando hasta que el jamón cambie de color.
Es el momento de añadir el vino blanco y dejamos reducir un poco, si optamos por la pastilla de caldo es el momento de añadirla, desmenuzándola.
Acto seguido vamos a cubrir todo con agua y lo coceremos todo hasta que los champiñones y el calamar estén bien tiernos. Puede ir de 30 a 45 minutos. Eso lo tendréis que ir viendo vosotros.
Y ya cuando haya reducido por completo el agua, la cual podéis ir añadiendo si os hace falta hasta que estén cocidos, nos quedará la famosa salsita, un poquito espesa y con todo el sabor que os podáis imaginar.
Y listo, ya podemos servirlos como más nos apetezca, y como os digo, de primero o como acompañamiento.





Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas

No hay comentarios:

Publicar un comentario