jueves, 16 de noviembre de 2017

ROSCON DE REYES

Y llega el rey sin duda de la navidad, por lo menos  de un aparte importante de ella, el roscón de reyes. Uno de los dulces más típicos y apreciados de estas fechas, la noche de reyes es muy común comerlo en la mayoría de casas. Unido a la tradición de la haba y el rey, que como sabéis, y si no os lo explico, al que le toca la porción de roscón con la haba, le toca pagarlo al año siguiente, y si os toca el rey, pues nada, eso sois, los reyes de la fiesta.


Pero id con cuidado, que conozco a más de uno que por no pagar el año próximo se ha tragado la haba... ¡Que desastre! Bueno os voy a explicar como lo preparo yo y a ver que os parece. ¡Por cierto!
Yo no pongo ni haba ni rey, porque como siempre me toca hacerlo a mi........





Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:

Instagram

INGREDIENTES:

Para la masa madre:
-35 ml de leche
5 gr de levadura fresca
-70 gr de harina de fuerza o triple cero
-1 cucharada de azúcar

Para la masa principal:
-225 gr de harina de fuerza
-Masa madre
-60 gr de mantequilla en punto pomada
-50 gr de azúcar
-25 ml de leche tibia
-20 gr de levadura de panadero (7 gr si usamos seca liofilizada)
-2 huevos
-1  pizca de sal
-Ralladura de limón y naranja
-1 cucharada pequeña de agua de azahar
-1 cucharada de miel

Para la naranja confitada:
-Unas rodajas de naranja o mandarina
-1/2 vaso de agua
-2 cucharadas de azúcar

Para decorar:
-Naranja confitada
-Almendra en granillo
-Agua y azúcar





ELABORACION:

Esta preparación requiere de una masa madre para que la masa final y el resultado se un roscón suave y muy esponjoso y tierno.
En un bol añadiremos los ingredientes de la masa madre y la levadura la desmenuzamos con las manos, amasamos hasta conseguir que los elementos se integren y obtengamos una masa suave, nada esto nos llevará unos pocos minutos, no debemos amasarla en exceso, solo hasta conseguir una bola de masa.
Acto seguido la sumergimos en un bol donde habremos puesto agua tibia hasta que la cubra.
Debemos esperar a que la bola doble su volumen y flote en el agua, para ello debe estar bien sumergida.
Entre tanto vamos a preparar la naranja para luego decorar.
En una sartén ponemos el medio vaso de agua y el azúcar, dejamos que se deshaga esta e introducimos las rodajas de fruta dentro, debemos dejar a fuego medio que se vaya confitando y estarán listas cuando se haya echo como una especie de almibar y las frutas tengan el típico aspecto de fruta confitada.
Ya tendremos nuestra bola de masa flotando y ya es momento de seguir con la receta.
En el bol de la amasadora, ya sabéis que lo podéis hacer a mano, respetando los amasados que serán el doble de tiempo que a máquina, pondremos la harina de fuerza y añadimos la masa madre, la sal, pero la tapamos con un poquito de harina para que no este en contacto directo con la masa madre.
Añadimos el azúcar que habremos mezclado con las ralladuras de los cítricos.
Los dos huevos ligeramente batidos
La  levadura disuelta en la leche tibia.
La cucharada de miel.
Y con todo ello comenzamos a amasar unos cinco o seis minutos a máquina, el doble a mano.
En este punto añadimos la mantequilla derretida y continuamos amasando diez minutos más, veinte a mano.
Una vez transcurrido el tiempo de amasado volcaremos la masa sobre la encimera aceitada, para no añadirle mas harina a esta, le damos unas vuelta, nos quedará una masa un poco pegajosa que ofrece un poco de resistencia sobre la encimera, no añadáis mas harina.
Voleamos, y la ponemos dentro del bol con aceite para que no se pegue, dejando levar y que doble su tamaño.
Una vez levada la sacaremos de nuevo a la encimera aceitada y desgasificámos dándoles un pequeño amasado de un minuto.
Cortamos las porciones que vayamos a necesitar para hacer nuestro roscón procurando que sean de un tamaño semejante entre ellas.
Las hacemos una bola y colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y con un aro de emplatar en el centro para que nos quede un circulo perfecto y  no se nos cierre el agujero central. (podéis utilizar un vaso o un tazón).
Volvemos a dejar levar de nuevo, esta vez en 20/25 minutos estará listo.
Precalentamos el horno a 180º e introduciremos un bol con agua caliente dentro para generar vapor y que nos quede más tierno y esponjoso.
Pintaremos la superficie del roscón con huevo batido, con cuidado para no bajar el levado.
Colocaremos nuestras rodajas de naranja sobre el roscón distribuidas como más nos guste, la almendra en granillo y el azúcar escarchado, para esto pondremos unas gotas de agua en un recipiente donde tendremos unas cucharadas de azúcar, le damos unas vueltas para que se empape esta, y conseguiremos unos cristales de azúcar, que son los que colocaremos sobre el roscón.
Lo llevaremos al horno y lo tendremos por espacio de 18/20 minutos, pero vigilad que ya sabéis la fama de los hornos, si veis que se dora en demasía lo podemos tapar con un papel de aluminio.
Ya lo tenemos listo, lo sacamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Y aquí ya es donde podemos abrirlo y rellenarlo con lo que más nos apetezca, crema, nata, trufa...
Una verdadera delicia, que si bien tiene un poquito de trabajo en la elaboración cuando lo pruebes verás que vale la pena. ¡Delicioso!








Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas












No hay comentarios:

Publicar un comentario