viernes, 13 de octubre de 2017

PAN DE MUERTO RELLENO DE NUTELLA (RECETA TIPICA MEXICANA)

Ya tenemos  aquí la castañada y por ende el día de todos lo santo, difuntos o muertos como se les conoce en otros países. Y la receta que os traigo hoy precisamente es de uno de estos, México. Una delicioso pan de muerto que es típico en este día en aquella parte del mundo. Es una especie de pan o brioche. La forma típica de este pan es muy característica, ya que la esfera de masa que lleva en la parte superior y las que cruzan el pan, se dice que representan el cráneo y los huesos del difunto.



Pero vamos, que se llame como se llame y lleve lo que lleve, desde luego que es algo excepcional tanto en sabor como en lo tierno y esponjoso que es. Y si para rizar el rizo lo rellenamos de nutella o crema de cacao.... ¿Que os puedo decir? Solo que lo probéis y así podéis rebatirme. Vamos a ello.





INGREDIENTES:

-250 gr de harina de trigo
-60 gr de azúcar
-1 pizca de sal
-7 gr de levadura seca de panadero o 21 de fresca
-Agua de azahar
-Ralladura de una naranja
-50 gr de mantequilla 
-100 ml de leche tibia
-2 huevos
-Nutella
-Azúcar



ELABORACION:

Pues vamos a preparar en primer lugar un prefermento, el cual nos sirve para que nos aguante tierno más tiempo. No deja de ser una masa madre rápida.
Así pues pondremos en un bol una parte de la leche tibia, una cucharada de azúcar del total que tenemos, un par de cucharadas de la harina total de la receta y la levadura. Lo removemos y mezclamos muy bien, y lo vamos a dejar reposar unos diez minutos, para que la levadura actúe, se active, y se nos forme una crema espesa y con burbujas. Ese es el indicativo de que la levadura esta viva, y dispuesta para el trabajo.
Y mientras procedemos con el cuerpo de la masa. En el bol de la amasadora pondremos el resto de la harina tamizada, el azúcar restante también, los huevos, la ralladura de naranja, el agua de azahar, como una cucharadita, pensad que le da mucho sabor, así que no os paséis, la mantequilla en punto pomada y la sal.
Empezamos el amasado, en la máquina lo tendremos unos dos o tres minutos, solo queremos que se integre todo y se mezcle bien. A mano ya sabéis que es el doble, o sea unos cinco minutos. ¡A hacer ejercicio!
Paramos la máquina o el amasado y en este punto añadimos un poco de leche, no la añadáis toda de golpe, es mejor ir viendo como nos va quedando y si nos pide más liquido la masa.
Seguimos amasando unos minutos más.
Volvemos a parar e incorporamos el prefermento y continuamos amasando, durante unos diez minutos, a mano ya sabéis, unos 20 minutos.
Cuando consigamos una masa suave y que se pega muy, muy poquito a la encimera o superficie de trabajo, ya la tenemos lista.
La voleamos, y volvemos a introducir en el bol para que doble volumen, bien a temperatura ambiente, si hace calor, o en el horno el cual habréis precalentado a 50º y lo apagaréis,introduciendo la masa en su interior. 
Una vez doblado el volumen, procedemos a hacer los bollos, cortamos porciones y las extendemos con la mano, ponemos una cantidad de nutella al gusto y cerramos haciendo una bola.Las vamos colocando sobre una bandeja de horno y un papel de hornear.
Para la decoración posterior, ( pondremos una gota de aceite en la superficie de trabajo, para que no se nos pegue) con la misma masa haremos un churro, y con los dedos iremos presionando la masa para hacer las típicas hendiduras de este pan.
(Si no os salen no hay problema, colocáis el churro de masa sobre el pan.)
Volvemos a hacer lo mismo con otra porción de masa y la cruzaremos sobre la que hemos puesto anteriormente.
Para acabar la decoración haremos una pequeña bola de masa y la colocaremos en el centro del pan, sobre las tiras de masa que hemos cruzado, hundiéndola un poco, para que quede bien pegada.
Ya los tenemos todos listo y lo volvemos a dejar levar para que vuelva a doblar volumen, ya sabéis que este segundo levado es mucho más rápido que el primero, así que en unos 20 minutos, lo tendremos listo.


Pintamos con huevo batido toda la superficie de nuestros panes y llevamos al horno.
Este lo tendremos precalentado a 215º y en el momento de introducirlo lo bajamos a 180º y por supuesto dentro de este, tendremos nuestro bol con agua, para generar vapor y con esto conseguir que el pan nos quede más tierno y esponjoso.
El tiempo, irá sobre unos 20 a 25 minutos, ya sabéis, vigilad el horno, que cada cual va a su bola...
Cuando los veamos dorados y hayan pasado 20 minutos mínimo, podemos mirar a ver si ya están cocidos.
Si es así, los sacamos y aún en caliente vamos a pincelar con mantequilla, para que nos queden brillantes y se pegue el azúcar que les vamos a espolvorear por encima.
Y ya podemos dar palmas, saltar, bailar... Vamos lo que queráis, porque desde luego que es para eso y más.




Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas




















No hay comentarios:

Publicar un comentario