viernes, 25 de agosto de 2017

MINI PASTELES DE VERANO (INDIVIDUALES)

¿Que decir de un verano sin un rico y apetitoso pastel de verano? Vamos, que de unos años aquí no se concibe, ¿Verdad?. Y es que son tan deliciosos y versátiles... Por que otra cosa no se, pero que puedes poner los ingredientes que más te gusten o te apetezcan o incluso que tengas en la nevera, desde luego que si. También puede pertenecer a las recetas de aprovechamiento, precisamente por ello, ya que puedes prepararlo con cosillas que nos van quedando por ahí arrinconadas en la nevera, y esta es una maravillosa manera de poderlas usar.


Por supuesto otras cosa otra de la ventajas, es que puedes decorarlo también de la manera que más te guste. Incluso lo puedes preparar en formato familiar o como yo hoy, individuales ¡Quedan tan bonitos, que da pena comérselos! Pero nada, vamos al lío.






Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:

Instagram

INGREDIENTES:

-Pan de molde
-Huevos cocidos
-palitos de surimi
-atún en aceite
-Zanahoria
-Piña en almibar
-Mayonesa
-Tomate frito
-Aceitunas negras

ELABORACION:

En primer lugar vamos a preparar el pan de molde, si tenemos aros de emplatar podemos utilizarlos para darles la forma, si no, simplemente quitamos la corteza y ya tenemos un pastel individual, yo voy a hacerlo de tres pisos o sea que necesito tres rebanadas de pan de molde por pastel. Pero no me tiréis lo que sobra del pan, noooo¡¡¡ Que aquí no se tira nada, lo podemos aprovechar para hacer un puding por ejemplo.
Seguimos con el relleno, en un bol ponemos todos los ingredientes cortados en trozos menudos y escurridos, por ejemplo el atún. Reservamos unas rodajas de piña , zanahoria y aceitunas para la decoración final.
Ahora es el momento de añadir la mayonesa, al gusto, la mezclamos bien para que se reparta bien por toda la preparación.
A continuación añadimos unas cucharadas de tomate frito y volvemos a mezclar, aquí también añadiremos según el gusto de cada cual.
Cuando lo tengamos todo mezclado, ya podemos montar nuestros pasteles, para ello cogeremos el aro de emplatar el cual pondremos sobre un plato o una fuente y colocaremos una rebanada de pan en el fondo, a continuación cubrimos con el relleno al gusto, y volvemos a poner otra capa de pan de molde, otra de relleno, y por último una de pan.
Una vez montado el pastel lo que haremos es taparlo todo muy bien con papel film para que no se nos reseque, ya que ahora debemos llevarlo a la nevera para que se compacte, para ello pondremos sobre el pastel un peso, (un tetrabrek de leche, de zumo, algo con peso para que lo prense y se compacte) y lo llevamos por espacio de tres o cuatro horas a la nevera, (podéis llevarlo una hora y media al congelador).




Una vez pasado el tiempo, es hora de decorar por completo, bien podemos añadir mayonesa por todo el contorno del pastel o bien dejarlo como yo hice, ya que me gusta mucho el efecto y como quedan las capas del pastel.
Colocamos una rodaja de piña sobre el pastel, decoramos con la yema de huevo y una poca de zanahoria y acabamos redondeando la faena con  media aceituna en el centro de la piña. 
¡Y no me digáis que no queda bonito!  Fácil y delicioso...
¿Que más podemos pedir? Solo recordad que podéis poner lo que se os antoje y decorarlo como más os guste, yo solo os doy una idea, lo demás es a vuestra elección.



Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:








No hay comentarios:

Publicar un comentario